undefined

Has pasado tiempo pensando en esa gran idea que te hará millonario. ¿qué es? una obra musical, un software, una aplicación, una campaña publicitaria … Luego de haberlo decidido decides contarle a un vecino esa idea que te ha venido rodando en la mente. Lo tienes claro, será un cuento. Ese cuento que planeas escribir pero que todavía no empiezas. No obstante, crees que te hará ganador de múltiples premios y millones!

No obstante, un tiempo después te das cuenta que tu vecino publicó su primer libro… cuando lo observas te das cuenta que ¡era tu idea! Esa que le contaste en confidencialidad! Como pudo hacerte esto ¿Y ahora que?.

 

Lo primero es que lamentablemente te debemos dar una mala noticia. ¡Las ideas son libres de apropiarse! Alguna vez te has preguntado por qué existen tantas historias de amor imposible, o tantos bodegones con naranjas, botellas de vino y bananas. Esto es porque la idea de pintar un bodegón o de escribir una historia de amor no esta protegida. Lo que protege el derecho de autor es la expresión de las ideas.

¿qué es la expresión de las ideas?

La expresión de la idea se refiere a la forma en la cual la idea paso de ser un concepto abstracto y se materializó. Es decir, la idea hecha realidad, por ejemplo, el cuento escrito, la composición musical hecha, la escultura. Es por esto que muchos podemos escribir una historia de amor pero no podemos copiar las palabras de Gabriel García Márquez en “Amor en los tiempos del Cólera”

Algunos TIPS para que tu idea no sea robada

1. La más obvia, si crees que es una idea valiosa no la compartas con cualquier persona.

2. Si debes contarla porque estás en búsqueda de un inversionista, lo ideal es hacer firmar un contrato de confidencialidad. Existen algunas versiones de contratos de confidencialidad que son escritos en términos amigables y no suenan agresivos. Sin embargo, este TIP aunque es el ideal a veces no es bien recibido por los inversionistas, ya que algunas veces no están dispuestos a firmar documentos legales

3. No compartas la información valiosa de tu idea. Trata de mantener lo que lo hace especial en secreto, como un secreto empresarial. ¡Si exacto! Como el secreto de la receta de Coca-Cola. Esta idea también genera algunos problemas, y es que a veces si no das explicaciones completas quizás no logres convencer a alguien de invertir.

4. Finalmente, si debes enviar tu idea, trata de enviarla lo más materializada posible, es decir, ya no el concepto abstracto sino que mandes la materialización ya sea con una marca de agua o en baja resolución. Esto hará que si la persona la copia o hace algo similar puedas tener herramientas legales en contra de esta.

No obstante, cualquier cosa asegúrate de asesorarte de un abogado. Síguenos en @palacioabogados.